miércoles, 12 de febrero de 2014

Gravity.


Eres mi gravedad. La causa de mi calma (pues mi impotencia te la llevaste). 
Camino despacio por si recoges ese destino que nos unía (y ya no tanto). Por si decides barrerme y acabar conmigo. Trozos de sinceridad, de vida (la mía), te llevas cada vez que me abandonas y es que me parece algo tan estúpido de coleccionar.
Y ¿sabes? La curva hacia tu casa está en obras y siempre me ha dado miedo los escombros en los que vives.
Empieza a ser agotador caminar por calles peatonales temiendo cada una de las caras que me miran, porque sé que algún día aparecerá la tuya y será suficiente para que te des cuenta (de una maldita vez) que me bajé de tus hombros. De tantas veces que no me sujetaste, me empecé a resbalar. 
Que estúpido por tu parte pues has tenido dieciocho años para explicarme la libertad, y todavía me cuesta escribirla. Como si cada letra me llevara a ti, como si cada rasgo que nos hace idénticos nos uniera. Y es que no sé si te has dado cuenta pero la vida nunca ha tenido dos ojos tan iguales en un mundo tan distinto.  Esta historia (común) es simple, y trata de que ''los polos opuestos se atraen'' y yo nací encadenada a tus manos, sin elección. No me queda otra que disimularte (o arrancarte).

2 comentarios:

HazQueLosDiasCuenten. dijo...

Me ha parecido increíble esta entrada. O más bien me parece increíble cómo escribes. Cómo eres capaz de expresas tantos sentimientos en tan pocas palabras. Magnífica, de verdad.
Te espero en: http://hazquelosdiascuenten.blogspot.com.es/

Ivory Samos dijo...

Muchas graciaaas <3