domingo, 24 de julio de 2011

Lies


Creía que con unos tacones podría tocar el cielo, que con una pelota podría dar la patada más fuerte,  con un micrófono cantaría mejor, con un peluche sería la persona más querida,  con una bicicleta correría más rápido que nunca, con maquillaje sería más guapa, con un tatuaje molaría más, con un cigarro en la mano y aparentando 20 años sería la mejor. Creía que por ser eso sería otra. Definitivamente toqué el cielo, fui fuerte, canté mejor, me querían, fui rápido, fui guapa...
Fui mentira. Lo peor de todo es que pensaba que era verdad.

2 comentarios:

Madame Garburn dijo...

Mentiras... de tanto decirlas solemos creerlas, solemos pensar que se convierten en realidad...

Naïve dijo...

Todos nos mentimos a nosotros mismos de vez en cuando. El problema llega cuando empezamos a confundir nuestra propia mentira y la realidad.
Me encantó, te sigo :)
Un abrazo